Malas prácticas del área de Recursos Humanos en el siglo XXI

What-does-an-HR-professional-do_7-common-human-resources-functions

Hoy en día, muchas empresas desarrollan prácticas nocivas que convierten a los trabajadores en víctimas de una mala gestión. El departamento de Recursos Humanos se ha convertido en el eje estratégico para capitalizar los negocios a través de la contratación de talento y una estructura organizacional adecuada que permita obtener un excelente desarrollo del personal que se refleje en ventas, pero ¿realmente esto sucede?

Hay personas que se encargan de incurrir en malas prácticas que ponen en entredicho los valores de la organización, así como de poner en riesgo la marcha del negocio por tratar de ahorrarse dinero, que a la larga podría resultar en un quebranto para la empresa después de que sea contemplada para auditorías por parte de las diversas autoridades con las que contraerá serios créditos fiscales.

Lo triste es que muchas de las empresas, con conocimiento de causa, están aplicando malas prácticas tanto de manera interna como externa a través de su departamento de Recursos Humanos, mientras que su imagen al exterior es mostrar una cara donde todos sus procedimientos de atracción y retención de personal son éticos.

Las malas prácticas que promueven los responsables del departamento de Recursos Humanos actualmente las podémos clasificar dentro de cuatro puntos:

  1. Generar expectativas fuera de la realidad:

    Contratar a un talento usando como gancho promesas irreales sobre sus funciones o salario es un grave error. La consecuencia obvia es descontento,  huida de la empresa y generar una mala fama.

  1. Sustraer personal de la competencia:

    Los departamentos de Recursos Humanos están siendo poco imaginativos en su manera de reclutar candidatos; y una salida facil, es ofrecer a través de correos directos, abiertamente de manera cínica y sin un gramo de ética profesional, a personal de la competencia con sueldos no muy atractivos, pero resaltando el renombre de la empresa como su máxima atracción. Con esta práctica pretenden acabar con sus competidores, lo cual se resume en la capacidad de los responsables del departamento de Recursos Humanos, que lejos de tener un proceso de reclutamiento limpio, lo único que están haciendo es enlodarse de una manera poco ortodoxa ante una sociedad de trabajadores que se sentirán confundidos y atraídos ante falsas expectativas.

  1. Explicar de forma errónea las actividades del puesto:

    Otra mala práctica que están cometiendo los responsables del área de Recursos Humanos, es que confunden las actividades que realizará el candidato que fue seleccionado en el proceso de reclutamiento sorprendiendo al nuevo empleado que queda atrapado entre tareas que para nada coinciden con las actividades por las qué fue contratado; y es aquí cuando hay deserciones inmediatas ante la mentira. Lo correcto es mantener informado al candidato sobre cuál es su función que va a desarrollar en su puesto, cuáles son los resultados que debe obtener e indicarle como llegar a ellos.

  2. Dar de alta al personal con cuotas mínimas:

    Existen todavía las mentes retorcidas en Recursos Humanos que aconsejan a los dueños y accionistas dar de alta a los empleados con las cuotas mínimas ante el Seguro Social para ahorrarle a la compañía miles de pesos, cuando lo único que están haciendo es perjudicar a los trabajadores y poniendo en un riesgo enorme la continuidad del negocio en el caso de presentarse una auditoría por parte de las autoridad responsable, porque pagar las diferencias, multas, recargos y demás accesorios que se hayan derivado por falta de pago les quitarán la sonrisa y el sueño a los dueños, accionistas, al director de finanzas, y por supuesto al director de recursos humanos y cualquier persona que haya sido partícipe de un error de tal magnitud.

Hay formas en que la gente de Recursos Humanos se puede ganar el respeto y admiración tanto del personal como de la sociedad y clientes a través de una excelente imagen obtenida a pulso, derivada de la aplicación de prácticas sanas de ética profesional que puedan resolver las urgencias de atracción y desarrollo de talento dentro de las empresas; porque de lo contrario, su lucha desleal tarde o temprano les comenzará a cobrar factura.

Al contrario de lo que sucedía en el siglo pasado, el área de Recursos Humanos triunfa gracias a tener un sólo bien: talento.

Las personas constituyen una veta inagotable de capacidades que se pueden desarrollar junto con los líderes de las compañías; estos yacimientos de talento deben ser descubiertos, cuidados y explotados debidamente, ya que nadie pondrá a trabajar lo mejor de él en un proyecto donde no esté comprometido

 

Autor: Karla Soto
0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Contáctanos

Si tienes alguna duda sobre temas relacionados puedes contactarnos o visitar nuestra página xsn.com.mx

Sending

©2017 XSN Group

Log in with your credentials

Forgot your details?